“Defender un cine donde el autor sea libre” Cristina Riera, codirectora de L’Alternativa

Entrevista express con Cristina Riera

Desde el posgrado Gestión de eventos UOC hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Cristina Riera en plena dirección y gestión del festival L’Alternativa. Cristina Riera es gestora cultural, equipo directivo y coordinadora de L’Alternativa, Festival de Cine Independiente de Barcelona desde 1995. Es también coordinadora de La Caldera, Centro de Creación y Danza y Artes Escénicas.

“Hemos tenido claro que nuestra apuesta
desde el principio era defender y dar
voz a un cine invisible “

Cristina Riera

 

cristina-riera-alternativa
Cristina Riera – codirectora de L’Alternativa / La Costa Comunicación

 

¿Cómo nace L’Alternativa, Festival de Cine independiente de Barcelona, hace 23 años?

Nace de una necesidad, nace de una gente que salía del colegio de directores que creía que en Barcelona realmente había una oferta muy limitada de lo que es el cine, había muy pocas salas que ofrecieran un cine considerado independiente, era un momento muy básico. Era un momento que estaba empezando a salir aparecer diversas muestras y festivales, el cine de mujeres … todo el mundo estaba intentando cubrir un vacío.

¿Qué retos ha tenido que alcanzar para continuar creciendo año tras año?

EL reto siempre es seguir teniendo sentido, estar muy atento a lo que sucede a tu alrededor como para entender cuál es tu papel cada momento que va cambiando. El contexto cambia, aparecen nuevas ofertas, nuevos proyectos, otros festivales … y tienes que ir viendo siempre cuál es el sentido, preguntártelo cada vez. Hemos tenido claro que nuestra apuesta desde el principio era defender y dar voz a un cine invisible, un cine que no tiene oportunidades de llegar a las salas y llegar a la gente. Esta es nuestra apuesta de siempre. Si hay nuevas apuestas y nuevas ofertas, maravilloso, y tiene que seguir viendo cuál es aquella ventana que aún no se ha abierto.

¿Qué valores y esencia perduran de su nacimiento?

Para nosotros lo importante, la base de L’Alternativa, es defender un cine donde el autor sea libre, donde realmente haya una huella personal del creador, donde haya podido trabajar de una forma honesta y coherente consigo mismo y comprometida con lo que es la creación como es su alrededor y su contexto histórico. También es otra posibilidad para el espectador de darle otras oportunidades de ver otros cines, otras miradas, otras formas de entender el mundo … Es un poco eso, es un poco un espacio de libertad, tanto por el creador como para el espectador.

festival-de-cine-independiente-barcelona-l-alternativa-2014-659x490

¿Como se ha adaptado L’Alternativa a los nuevos tiempos?

Intentamos adaptarnos desde el sentido de lógica pura, de escucha … para nosotros las redes sociales son indispensables. Poder tener enseguida este feedback del espectador, el retorno directo, es maravilloso. Todo lo que te abre la posibilidad de otras formas de generar crítica, de generar este circuito de prescripción de las películas, para mí no hay nada más valioso alguien que se dedica todo el festival viendo películas, haciendo las sus crónicas para su blog … para mí esto es un regalo que nos están haciendo, algo que nunca hubiéramos conseguido con los medios convencionales, que apenas te cubren una rueda de prensa. Esta dedicación, participación activa, de tanta gente, y tanta generosidad de compartir nuestras experiencias para nosotros es precioso. Nos ayuda mucho en nuestra visibilidad. También nos facilita cosas prácticas en el sentido de gestión: el movimiento de las copias, lo que significaba ir viajando otros festivales para poder acceder a películas que sino no podías ver …

“Que no se dejen condicionar por las líneas que
puedan marcar las 
políticas culturales.
Q
ue sean coherentes con ellos mismos”

¿Qué consejos darías a las personas que quieren organizar un evento cultural independiente o alternativo?

Que sean coherentes con lo que tienen que hacer. Que no se dejen condicionar por las líneas que puedan marcar las políticas culturales. Que sean coherentes con ellos mismos. Que sean honestos con ellos mismos. Porque si no se pueden perder absolutamente. Las líneas políticas cambian cada 4 años con mucha suerte, y normalmente cambian más bien todavía… O tú te crees lo que tú haces tiene sentido, y es la única manera de transmitirlo de una forma contundente y puedas compartirlo y contagiarse… o no tiene ningún sentido. Hacer un festival a la carta de unas bases de subvenciones no tiene ningún sentido.

¿Crees que es más fácil que se “perviertan” productos alternativos a la hora de solicitar financiación?

Es difícil para un político pedir un producto a largo plazo. Lo que se hace es ir abriendo las perspectivas de la gente… esto es lento. Nosotros nos hemos dado cuenta que la influencia que han llegado a tener por mucha gente L’Alternativa el cabo del tiempo. Y es precioso cuando esto ocurre. Esto es lento y un político no puede esperar. Un político necesita inmediatez y mucha visibilidad porque en otro período termina. Por eso digo, o tú lo tienes muy claro y sabes defender el “por qué” es necesario este espacio o puedes perderte. Ni tienes unas cifras que puedas competir con los grandes eventos mediáticos, que es lo que podría interesar a los patrocinadores, o los políticos y eso no lo tienes. No estás ofreciendo esto, estás ofreciendo algo que inserta en la mentalidad de las personas, en su crecimiento y eso es muy difícil de modificar. SI para mí es mucho más importante la experiencia que aporta cada uno de L’Alternativa que cuánta gente viene. Y eso no cuadra con los indicadores de evaluación ni con las empresas ni con la institución pública. Cuando sucede te sorprende. Habría todo un debate sobre lo que entendemos por visión pública, sería complejo. Al final te ríes. Seguimos haciendo lo que creemos lo que tenemos que hacer y el día que el público o los creadores crean que ya no tiene sentido dejar de hacerlo. Pero será entonces…

¿En tu trayectoria en L’Alternativa has creído que no habría una siguiente edición del festival?

Ha habido algún momento de crisis fuerte porque hemos tenido unos recortes que aparentemente eran insostenibles. Si aguanta es porque hay un equipo detrás muy comprometido, pero no es viable económicamente. L’Alternativa es una locura. Es un sueño compartido y esto hace que sea posible. Esto supone un desgaste humano muy fuerte.

¿Cuántas personas son necesarias para este evento?

Tres de equipos directivos y en total son seis personas de forma estable y durante tres meses somos unas diez personas y, durante la época fuerte somos unos treinta.

¡Muchas gracias Cristina por dedicarnos tu tiempo en un momento tan complicado como es durante el festival!