“No queremos ser sólo pubillas”

Género y eventos de cultura tradicional y popular

Por Alba Colombo — Directora del Postgrado de Gestión de eventos de la UOC

Los acontecimientos de cultura tradicional y popular son un espejo del entorno de la comunidad que los acoge y potencia. Su reflejo muestra las condiciones sociales, políticas y económicas de los municipios y, por tanto, también hace visibles las creencias colectivas que se construyen sobre un imaginario social. Pero, ¿hasta qué punto estos eventos de cultura tradicional pueden seguirse reproduciendo con los mismos cánones, cuando la cultura se ha transformado? ¿Qué pasa cuando ya no hay una coherencia con los valores que definen la actualidad? Hay estructuras que los eventos culturales populares ya no pueden sostener.

 

gestion de eventos genero cultura popular mujeres

Varios colectivos de mujeres han marcado el ritmo de la lucha para su representatividad en actividades y eventos de cultura tradicional y popular. Ellas han sido el motor que ha puesto voz a la protesta: su exclusión, es decir, no poder participar en las mismas condiciones que los hombres en las fiestas locales. Se trata de una reivindicación que va más allá de una situación puntual de un acontecimiento y comunidad concreta, se trata de la lucha por los derechos de la igualdad como ciudadanas y no como concesión. Se lucha por los derechos que deben tener las mujeres de participar y protagonizar la fiesta de una manera equitativa entre géneros, siempre respetando las tradiciones locales como fuente de riqueza.

Un estudio publicado en el 2003, mostraba la lucha que hicieron las mujeres en Irún y Hondarribia para poder formar parte de un evento. Su objetivo era desfilar en las Alard no sólo bajo el papel de facilitadoras de la fiesta. Sus autores, M.Bullen y J. A. Egido, identifican que los argumentos contrarios a la participación de las mujeres en el desfile, se sustentan en un discurso popular defendido por una de las corrientes feministas y que ya ha sido descartado por los propios teóricos. Se trata de la teoría de los roles, es decir, las personas que apuestan en contra de la participación de las mujeres en el desfile, creen que la fiesta es como en la vida cotidiana: cada uno tiene un papel particular que le otorga un lugar y una función sin clasificación de superioridad o inferioridad. Aún así, a finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, un grupo de mujeres no estuvieron de acuerdo con esta posición y lucharon durante años para conseguir una participación más igualitaria y no ubicarse en un papel secundario. Esta reivindicación no sólo fue vista como una lucha por el Alarde, sino también como espejo de las problemáticas de género que vivían estos municipios.

 

En Cataluña no somos diferentes y nuestras tradiciones no contemplan paridad entre géneros en las actuaciones de eventos de cultura tradicional y popular. La Patum de Berga es un muy buen ejemplo, pero aún queda mucho camino por recorrer tras las compañeras del País Vasco. Así mismo, cada acción suma y parece que actualmente ciertas comunidades empiezan a ver la necesidad de equidad en sus eventos, como fuente representativa y de participación. Este es el caso de la Pueblo de Segur, donde un grupo de mujeres han conseguido bajar las fallas con sus compañeros, dejando de ser sólo las pubillas que esperan sus parejas en el pueblo. Esta reivindicación no pretendía cambiar la representación. El debate giraba en torno si dentro de cada vestimenta, podía haber personas de diferente sexo. Cabe recordar que la Fiesta de las Fallas fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2015 y suele abrir el calendario de esta tradición en el Pirineo como fiestas previas a St. Juan. Este año se ha conseguido y siete mujeres han sido las primeras fallaires de la historia.

Gracias a Jaime Altuna por los debates que hemos tenido entorno a estos temas así como para darme a conocer el trabajo hecho en el País Vasco.

Felicidades! Desde el Postgrado de Gestión de eventos #UOCeventos os damos la enhorabuena.

eventos y genero pobla de segur cultura popular gestion de eventos

Seis de las mujeres fallaires que han participado de la bajada – Fuente de la imagen: Nació Digital .