5 novedades tecnológicas de los festivales de música | Organización de eventos

La tecnología y la inteligencia artificial son responsables de grandes cambios en la mayoría de los campos profesionales y de la sociedad actual. Para todos aquellos que os interesa estar actualizados sobre cuáles son las novedades en la organización de eventos en el ámbito de la tecnología y los festivales de música, aquí encontraréis 5 tendencias tecnológicas que forman parte del sector de la gestión de eventos.

 

 

Por Jordi Oliva Codina, profesor delprofesor Jordi Oliva posgrado gestion de eventos uoc uoceventos Posgrado en Gestión de eventos culturales, deportivos y corporativos de la UOC


 

 

¿Qué es la tecnología que está transformando la experiencia en los festivales de música?

 

1. Brazaletes con RFID y tecnología NFC

La tecnología RFID (Radio Frequency Identification) es un sistema para comunicarse sin cables entre dos o más objetos, dónde uno emite señales de radio y el otro responde en función de la señal recibida. Normalmente, este sistema se usa para los brazaletes que se usan en los festivales. Esta tecnología ha permitido hacer más cómoda la experiencia del festival porque no hay que llevar la cartera encima. Pero, también sirve para el control de acceso y recabar información del participante que facilita el trabajo a la organización del festival . La tecnología NFC (Near Field Communication –o Comunicación de Campo Cercano) también ha permitido hacer los pagos a través del móvil tan sólo con acercar el móvil en el terminal de pago.

Sin embargo, todo tiene una contrapartida. Así, como la tecnología NFC es más puntual y compromete menos información dado su limitado uso, la tecnología RFID puede aportar más información que el usuario no controla. Por ejemplo, los brazaletes puede informar de la localización del participante durante el festivales, datos personales del banco, qué consumo ha realizado durante el festival y en general, conocer qué comportamiento ha tenido el participante en el festival. Esto permite a los organizadores recabar datos muy valiosos para “mejorar” la experiencia de consumo, para sacar mejor rentabilidad creando una experiencia ideal para el usuario y a la vez provocando más gasto que, evidentemente, interesa al organizador.

 

2. Reconocimiento de emociones faciales

El reconocimiento facial está muy en boga a raíz de las últimas incorporaciones de seguridad en los móviles y otras plataformas, sin embargo, es una tecnología que lleva un largo recorrido para el reconocimiento de emociones.

Paul Ekman, junto con otros investigadores, desarrolló un código de reconocimiento facial de las emociones básicas de los humanos. Estos códigos pueden captarse por cámaras en todo tipo de contextos, por ejemplo en eventos como conciertos o festivales. A la vez, existen empresas (Opti-business, Affectiva o Noldus Technology) que han desarrollado software para leer imágenes y así conocer qué emociones tienen las personas aplicando las teorías de Ekman y otros. Toda esta combinación permite, entre otras cosas, conocer qué sienten, en tiempo real, los participantes de los eventos. Así, aplicando esta tecnología el organizador puede saber qué están sitiendo los participantes del festival, modificar la programación o incluso llegar, en un futuro crear un festival que cumpla las expectativas emocionales del usuario.

El reconocimiento facial también se ha usado en eventos en directo para la seguridad (es el caso de Taylor Swift para reconocer posibles acosadores) o incluso, para crear expresiones artísticas de las emociones en tiempo real en un concierto (Rana June).

 

3. Big data analysis

Toda la información que se puede recopilar con los brazaletes, con las aplicaciones del móvil, con el rastreo de la geolocalización y un largo etcétera de metadata obtenido a través de las redes sociales, ofrece a los organizadores una información muy valiosa para conocer las preferencias de la audiencia. Este volumen de datos son tratables gracias al desarrollo de programas específicos que ayudan a conocer mejor al público asistente. Está por ver hasta donde debería llegar esto, y si realmente, los festivales son del todo transparentes con el tratamiento de esta información. La información es poder, y los organizadores, no dudan en usarla.

Según la Asociación de Turismo Musical en España, España ocupa el primer lugar como destino de viajes de festivales de música. Según la SGAE un total de 26,6 millones de personas han asistido a eventos de música en directo. El hecho de poder mejorar la experiencia es una necesidad por parte del sector musical, después de la caída de ventas de la música grabada. Por lo tanto, la gestión de los datos de forma masiva para generar un festival que cumpla las expectativas de la audiencia es clave en la estrategia para mantener los ingresos.

 

festivales de música tecnologia organizacion de eventos

 

4. Blockchain

El blockchain (cadena de bloques) es una tecnología que consiste en una lista de registros, llamados blocks, que se unen criptográficamente. Cada bloque contiene información sobre el bloque anterior, la fecha de su creación y la información sobre su transacción (entre otras). Cada cadena de registro es resistente a la modificación de datos por su diseño criptográfico y gracias a su dependencia de información de toda la red (peer-to-peer).

Esta tecnología que está revolucionando el mundo de las inversiones, también lo está haciendo en distintas industrias. Volskwagen lo aplica para la trazabilidad del litio de las baterías del coche eléctrico, los gobiernos la usan para votar en las elecciones, los bancos para hacer inversiones, muchas empresas para compartir información sensible, otros incluso para vender títulos immoviliarios.

Cómo no podía ser de otra manera, también afecta a la industria. Para empezar, se usa para la difusión musical para nuevas plataformas de streaming: Musicoin, Bitsong, Resonate o Choon. Estas plataformas junto con otras (SounDAC, por ejemplo) proporcionan la seguridad del pago de los royalties vía blockchain. La gran ventaja respecto al actual sistema es la transparencia. Los bloques de transferencias son rastreables y monitorizables de tal manera que en todo momento se puede conocer quiénes han recibido el dinero que los usuarios han pagado como royalties, sin grandes intermediarios o por lo menos sabiendo qué se lleva el intermediario(más información en el informe de pwC).

Esta tecnología también se ha aplicado para la creación de nuevos festivales de música. La primera propuesta bajo el nombre “Our Music Festival” consiste en un festival que se sostiene con la tecnología blockchain. Los participantes pueden comprar tickets a través de una moneda concreta y recibir también beneficios por su participación -e inversión- en esa criptomoneda.

 

5. Redes sociales

Además, de ser una herramienta para el marketing y la comunicación, los festivales y en general, la industria musical se ha visto totalmente transformada por el consumo de música a través de redes sociales (ayudado por la invención del formato de bajo “peso” Mp3). Un ejemplo claro es Youtube que ayudó a la difusión de canciones o videoclips de los artistas. Después llegaron Spotify, Pandora o Tidal. Actualmente, Youtube, ya ofrece sólo un servicio para música, Spotify también se ha decantado por ofrecer una experiencia de red y a la vez incorpora breves clips para enriquecer la experiencia.

Plataformas como Instagram, Facebook o Twitter son vías obligadas de comunicación de los festivales de música. Ofrecen tanto un conocimiento más profundo de las audiencias como una fuente de feedback por parte los usuarios. En su gran mayoría, las redes son usadas por los festivales para ampliar su radio de efecto mediático. Festivales masivos (Coachella, Tomorrowland, Sónar o Primavera entre otros) ofrecen sus programación en streaming vía Youtube, así, se magnifica la experiencia del festival a través de las redes, para llegar al máximo posible de público y favorecer la propia relevancia en internet.

 

festivales de musica innovacion tecnologica

 


Artículos

Ekman, P., & Cordaro, D. (2011). What is Meant by Calling Emotions Basic, 3(4), 364–370. https://doi.org/10.1177/1754073911410740

Holt, F. (2010). The economy of live music in the digital age. European Journal of Cultural Studies, 13(2), 243–261. https://doi.org/10.1177/1367549409352277

Hudson, S.,; Rothb, M.; Madden, T.; Hudson, R. (2016) The effects of social media on emotions, brand relationship quality, and word of mouth: An empirical study of music festival attendees. Tourism  Management, 47(2), 68-76. 

Enlaces relacionados

https://factormeetings.com/2019/03/12/tecnologia-para-eventos-el-reconocimiento-facial-y-emocional-2-2/

https://www.bbc.com/mundo/noticias-44860540

https://elpais.com/cultura/2018/12/14/actualidad/1544780785_222924.html

https://www.lightwave.io/

Philips rationalizer: https://www.fayerwayer.com/2009/11/philips-rationalizer-concepto-de-brazalete-que-muestra-tu-nivel-emocional-2/

https://elpais.com/tecnologia/2019/05/21/actualidad/1558455279_966010.html

https://www.inc.com/magazine/201607/tom-foster/lightwave-monitor-customer-emotions.html

https://tidal.com/es

https://www.efe.com/efe/espana/cultura/espana-primer-destino-de-turismo-festivales-musicales/10005-3877387

The First Blockchain Music Festival Has Arrived

https://musicoin.org

https://www.pwc.co.uk/entertainment-media/publications/blockchain-recording-music-industry.pdf

https://www.pwc.co.uk/industries/entertainment-media/insights/blockchain-recording-music-industry.html